El Dr. Luis Amando García González y el Dr. Federico Arrutia, especialistas en la unidad del equilibrio en Hospital Gijón, resolvieron las dudas de los lectores en el III Mes de la Salud en Asturias, que organizó EL COMERCIO.

«Tenemos que considerar el equilibrio como un músculo más de nuestro cuerpo, un poco diferente a los demás, pero que necesita una rehabilitación una vez que se ha sufrido un trastorno de vértigo. Hay que hacer ejercicios en casa y no dejar de salir a la calle», así lo planteó el doctor Luis Amando García, especialista en la Unidad del Equilibrio y uno de los socios de la Clínica ORL, Hospital Gijón, en el encuentro del III Mes de la Salud de EL COMERCIO. Estuvo acompañado por su colega y socio Federico Arrutia respondiendo a las preguntas de los lectores.

-¿Es muy frecuente el ‘sleep’ apnea o apnea del sueño?

-García: La incidencia en la población general es en torno a un 6%. Esto son unas 60.000 personas en Asturias. El ronquido, que muchas veces es una manifestación, lo padece un 25% de la población.

-¿Qué tratamiento lleva?

-García: Habitualmente, la primera línea de tratamiento es una máquina que por la noche se pone y que provoca un flujo constante de aire que vence la resistencia de los tejidos blandos que se colapsan debido a la inspiración y la falta de tono muscular. Pero no es un tratamiento curativo y la adherencia ronda el 60%. Solo está diagnosticado en un diez o veinte por ciento de las personas que lo padecen.

-¿Cuál es el origen de los trastornos del equilibrio?

-Arrutia: Son muy variados, infecciones simples del oído, trastornos dentro del oído, enfermedad de Ménière, hay muchos problemas que pueden producirlos.

-¿Cómo afecta ser fumador o la mala alimentación?

-Arrutia: El tabaco produce vasoconstricción, que puede dar trastornos en enfermedades de Ménière. Y el colesterol o la hipertensión también afectan.

-García: Todos los desórdenes metabólicos afectan al oído interno.

-¿Es difícil de diagnosticar un trastorno del equilibrio?

-García: Tenemos variedad de pacientes, pueden ser porque han tenido un accidente, pero muchos son gente mayor. A partir de los 70 años el 30% sufren caídas por trastornos del equilibrio. De esos, un tercio presenta una mortalidad muy elevada por la complicación de las consecuencias de esas caídas. Eso se convierte en el principal paso para pasar a ser una persona dependiente.

-¿Cómo diferenciar el vértigo de mareos?

-García: Cuando uno lo ha padecido, ya sabe diferenciarlo perfectamente. Las crisis de vértigo, cuanto más explosivas sean, siempre que no se acompañen de alteraciones en el habla o pérdidas de fuerza, más benignas son. Los vértigos en los que existe ilusión de movimiento a nuestro alrededor, y que son persistentes y duran días. Eso indica más una patología más neurológica.

-¿Cómo les afectan los trastornos del equilibrio a los niños?

-Arrutia: Afortunadamente suelen ser patologías menores, por causas periféricas, como vértigos paroxísticos, pequeñas inflamaciones del sistema laberíntico sin que impliquen otras causas más preocupantes.

-¿Qué recomendaciones nos dan para prevenir estos problemas?

-Arrutia: Más vale prevenir una caída que atenerse a las consecuencias de una posible fractura, sobre todo en nuestros mayores. Y por otro lado, hay que diferenciar bien entre el ronquido básico que simplemente molesta al acompañante, del ‘sleep’ apnea. Este no nos deja completar los ciclos del sueño.

https://www.elcomercio.es/sanidad-asturias/mes-salud-asturias-unidad-equilibrio-clinica-orl-20190228174155-nt.html?fbclid=IwAR0tY6LHRD2X5hoAa55hmzkGZwf4yhtB9qN5ouBsSP-aqFvrou6xjxUVEAU